Todo hombre tiene pensamiento infieles

Según especialistas en la materia, es decir psicólogos y psiquiatras aseveran que toda persona tiene derecho a soñar y a pensar en lo que quiera, que nadie puede poner límites a nuestras fantasías, a nuestros pensamientos.  Los hombres en su mayoría tienen pensamientos sexuales y las mujeres por el contrario son más emocionales (románticas), pero esto en la vida según estos especialistas es totalmente valido.

Muchos son los hombres que a pesar de pensar en otras mujeres de imaginarse cosas con ellas, no se atreven a ser infiel, pero eso es normal, en nuestra intimidad uno puede pensar lo que uno quiera, siempre y cuando esto no nos perturbe emocionalmente y llegue a perjudicarnos de una u otra forma a nosotros mismo o nuestra relación de pareja, siempre que esto no pase a un plano afectivo todo estará bien.

La infidelidad es el acto de la traición, él engaño a tu pareja con una tercera persona, esta suele ser la principal causa de separación en las parejas, no todos los hombres y mujeres saben perdonar una traición, el hecho de mantener relaciones íntimas con una persona una sola vez el vida, por la razón que sea es infidelidad, es igual a haber tenido diez o veinte encuentros con una tercera persona, sea una conocida, extraña, prostituta, los resultados son los mismos pero pensar en otra persona, sentir algún tipo de deseo, sueño por otra persona que no sea tu pareja, no se debe llamar infidelidad, siempre que esto no se consuma, no es infidelidad.

Encontrar compañía aparta de su mujer

Sin duda alguna una las grandes debilidades del hombre es la sensualidad femenina que cautiva la atención el interés del género masculino a través de sus diferentes armas de seducción, en vista de que muchos hombres se sienten agobiados por el estrés laboral que presenten en su ayer trabajo o por las responsabilidades hogareña acuden a diferentes medios para relajarse y apartarse de todo este mundo agitado en el cual vivimos hoy en día., Bien sabemos el tema de la infidelidad viene dando de qué hablar desde el inicio de los tiempo cuando los hombres eran seducidos por diferentes mujeres aun cuando ellos ya estaban casados, en la actualidad esta realidad no ha cambiado mucho, sino que por el contrario se han diseñado nuevas técnicas y se han desarrollado nuevos medios para que los hombres puedan satisfacer sus necesidades sexuales aún cometiendo actos de infidelidad.

Cuando los hombres deciden hacer ciertos viajes de negocios o que en su defecto se sienten solos y aburridos de su relación, buscan satisfacer sus necesidades como hombre a través de mujeres que están dispuestas a satisfacer esas necesidades de una manera atractiva y divertida, así como también discreta ya que la mayoría de los hombres que acuden a ella suelen ser cazados y con familia. Entre las maneras más sencillas de encontrar esta compañía es a través de los portales de anuncios digitales o cibernéticos, que no es una que el ingreso de palabras claves en el navegador ofreciéndonos un sinfín de resultados cibernéticos o páginas web donde se ofrecen los servicios de escort o acompañantes de lujo; en estas páginas web podemos encontrar un sistema de clasificación que bien puede estar dada por la edad, las características físicas de cada chica como también por la localización este sistema de clasificación le va a permitir al cliente emprender una búsqueda fluida y efectiva proporcionándoles resultados objetivos y coherente según lo que busca.

Cabe destacar que en estas páginas web también podemos encontrar un catalogo de fotografías de las diferentes chicas que ofrecen sus servicios de escort así como también podemos encontrar videos pornográficos que le dan a permitir al cliente tener conocimiento pleno del tipo de actividad que ellas realizan cuando están en su labor de acompañantes. Generalmente estas chicas pertenecen a una agencia de escort lo que le permite al cliente tener un grado de privacidad lo suficiente para que no sale perjudicada su imagen pública ni su reputación, aunque este servicio es bastante costoso, muchos hombres afirman que vale la pena su costo o de un grato momento de placer y diversión.